sábado, 5 de abril de 2008

Entrevista a Vanesa Gil, profesora de patchwork y propietaria de El Racó de la Vane


“Tanto mi madre como yo disfrutamos mucho enseñando patchwork”

Vuestra web es muy colorista. ¿Qué podemos encontrar en ella?
Pues puedes encontrar un gran apartado de patrones, kits y una sección para poder comprar ya hecho. Es muy importante destacar que nuestros patrones y kits siempre estarán traducidos al castellano, con gráficos ilustrados, patrones a tamaño natural, detalladamente explicada su creación, lo cual te ayuda a poder realizar la creación de cualquiera de ellos, en casa sin ayuda de ninguna quilter profesional, porque creo que todos los patrones y kits existentes de patch, o bien están en ingles, y no todo el mundo entiende el inglés, o bien las explicaciones son tan escuetas que ni el que las redacta sabría explicarte cómo hacer aquello.

¿Apostáis por la venta por Internet?
Creo que es un medio gracias cual estás al alcance de todo el mundo y donde puedes darte a conocer de forma mucho más fácil que cuando estás en una tienda. Además cada vez somos más las que nos encanta navegar por las webs de patchwork, que no son pocas. Ahora mismo mis alumnas y yo estamos realizando el quilt de Dear Jean y todo ello lo estamos realizando, guiándonos por un par de webs en las cuales están colgados casi todos los bloques, y en las otras los restantes. Es muy divertido.

Desde El Racó de la Vane habéis presentado impresionantes trabajos en grupo a exposiciones y concursos. ¿Qué ventajas tiene trabajar de esta forma?
Ventajas no lo sé, pero que te lo pasas en grande con tus alumnas y tienes más opiniones, más ayuda y, sobre todo, un modo como otro de quedar con tus amigas. A ellas eso les encanta y a nosotras verlas a ellas disfrutar. Para eso vienen con nosotras.

No obstante, ¿las quilters no prefieren tener sus trabajos individuales?
Quizá por afán de protagonismo, no lo sé. Es como cuando pintas un cuadro o escribes un cuento: puedes hacerlo sola o bien acompañada. El hacerlo sola te conlleva aburrimiento, no obstante es mucho más tranquilo porque, no nos engañaremos, si se hace colectivo debes estar tú detrás de todas ellas como organizadora, cosa que si lo haces sola eres tú y no debes seguir a nadie, pero creo además que cuantas más somos más ideas surgen y también es bonito realizar proyectos con tus alumnas. A mi me encanta estar con mis alumnas y divertirnos todas juntas, pues al final es lo que es, una diversión y un hobby.

¿Cuál es tu proyecto de patchwork preferido?
Mi primer proyecto diseñado por mi. Era para el concurso de la revista Labores del hogar, sobre el tema “las vacaciones”. Quedé finalista, no obstante, disfruté un montón creándolo y creo que logré expresar el tema sin ningún problema. Gracias a él, descubrí que tenía madera de quilter y desde entonces no he parado de dar rienda suelta a mi imaginación.

¿Es fácil enseñar a hacer patchwork?
No es difícil enseñar, si te gusta lo que estas enseñando. Nosotras, tanto mi madre que es mi mano derecha, como yo, disfrutamos muchísimo enseñando. Además tenemos mucha suerte, con todas nuestras alumnas, son fabulosas y muy receptivas, y eso a la hora de enseñar ayuda mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibe gratis todas las novedades de espatchwork.net

Escribe aquí tu email:

Manda tus noticias, tutoriales y sugerencias a...

prensa@espatchwork.net

Translate